Alfonso Orantes

 


Retrato propiedad de
la familia Orantes
Pintor: Francisco Amighetti

 
 
 

 

 
Esbozo biográfico
 
Alfonso Orantes. Nació en Ciudad de Guatemala el 17 de Julio de 1898. Murió en San Salvador, El Salvador, el 19 de Junio de 1985.
 
Sus primeros estudios los llevó a cabo en el Instituto Nacional Central de Varones de la ciudad de Guatemala, es allí, en plena dictadura de Manuel Estrada Cabrera donde comienza a gestarse lo que más adelante cristalizaría en la sociedad “El Renacimiento”, con su órgano de prensa “La Juventud Centroamericana”, cuyas primeras reuniones se llevaban a cabo en su casa. Orantes, de clara inteligencia y desbordante inquietud, desde la adolescencia comienza a destacarse por sus escritos, habiendo ganado concursos estudiantiles con trabajos como el titulado “La Epopeya de América”. Esa facilidad de expresión y de redacción aunada a su don de mando, rápidamente lo convierte, junto a otros adolescentes de entonces, tales como Miguel Angel Asturias, David Vela, Juan Olivero, Epaminondas Quintana y Clemente Marroquín Rojas, en líder de un grupo de estudiantes del instituto, quienes, más adelante, y desde las aulas universitarias, unidos  por el ideal común de ver a la patria libre de la tiranía que la esclavizaba, formarían parte del bloque  combativo que contribuyó a derrocar al dictador y quienes fueron denominados como “La Generación de 1920”. (Ver “Historia de la Generación de 1920” del Dr. Epaminondas Quintana).
 
Miembro fundador de la sociedad Francisco Morazán, con su vocero de prensa “La Voz de los Andes”, editada en Quetzaltenango.
 
A finales de 1919 o principios de 1920 ingresa a la Facultad de Derecho de la Universidad, en donde alterna  sus estudios con las actividades literarias y participa en actividades políticas graduándose como abogado el 22 de enero de 1927, profesión que ejerció durante varios años.
 
Miembro fundador de la Revista CULTURA, órgano de prensa de la Asociación de Estudiantes de Derecho. Redactor de la Revista estudiantil AMÉRICA Y ESPAÑA. Miembro Fundador de la Universidad Popular, cuya acta de fundación fue suscrita el 20 de agosto de 1922.
 
En 1928 gana el primer premio en Poesía Vanguardista  Los Juegos Florales de Quetzaltenango. Miembro del Grupo VIDA, fundado en 1931 y redactor de la revista del mismo nombre.
 
Estudió escultura en la Academia Nacional de Bellas Artes, entablando gran amistad con el escultor Rafael Yela Günther.
 
En 1932 viaja a Centroamérica, México, Estados Unidos y Cuba, viajes en los cuales se relaciona con numerosos escritores y políticos.
 
En 1935 publica su libro de poesía titulado ARBORBOLA, el cual causó un  verdadero revuelo en el ámbito literario por el estilo de corte moderno, el cual vino a revolucionar la poesía escrita hasta entonces en el país, introduciendo en la misma esa forma de expresión muy suya como era el juego de palabras, Orantes siempre estaba jugando con el lenguaje, ya fuera en serio o en broma, e hizo de este juego, su peculiar manera de hablar. Muchos lo llamaron  llamaban malabarista de la palabra y el sonido. Dicha forma de hablar en más de una ocasión puso en riesgo su vida, tal como la oración fúnebre que pronunciara en la inhumación de los restos del escultor Rafael Yela Günther en plena dictadura ubiquista, Orantes concluyó con la célebre frase que se ha atribuido en más de una ocasión a diferentes personajes: ¿Qué les da Guatemala a sus hijos? El encierro, el destierro y el entierro. 
 
En 1938 contribuyó a la fundación de la Editorial CENTRO. Catedrático de Filosofía General, Filosofía del Derecho, Historia de la Filosofía, Sociología, Literatura Universal, Estética, Redacción Periodística, Estilística, Estilo Periodístico, Ética, Metodología de la Literatura y Gramática Española.    
 
Colaborador de las revistas Universidad de San Carlos y ALERO, ambas editadas por la Universidad de San Carlos, Guatemala. Corresponsal de la revista ACTUAL de la Universidad de Los Andes, Mérida, Venezuela.
 
Durante su vida fue jurado en numerosos certámenes tanto literarios, como de pintura, así como ejerció durante muchos años la crítica literaria y artística y sus acertados juicios eran codiciados por muchos y temidos por otros.
 
En 1942 a raíz de la persecución constante de la tiranía de Ubico, para salvar la vida se asila en Costa Rica, país en el que vive y trabaja hasta la caída del régimen en 1944. Su artículo denominado “La Democracia como Necesidad y no como Merecimiento” dado a conocer en El Salvador en plena dictadura de Maximiliano Hernández Martínez, le valió la antipatía del régimen, que le negó el asilo político solicitado.
 
Durante la Junta de Gobierno que sustituyó al general Ponce Vaides fue Censor de espectáculos y miembro del Comité de alfabetización. Al llegar al poder el doctor Juan José Arévalo en 1945, Orantes es llamado a colaborar con su gobierno como Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en Panamá en 1947, Ecuador 1948, Venezuela 1949 y Embajador en Chile en 1950, en este último país entabla gran amistad con el poeta chileno Pablo Neruda. Formó parte de la Junta de Liquidación de Asuntos de Guerra.
 
Durante el gobierno del Coronel Jacobo Arbenz Guzmán  (1950-1954) se desempeñó como Presidente de la Junta Nacional Electoral. Al ser derrocado Arbenz en 1954 por un golpe de estado derechista, Orantes se asila en El Salvador, país en el que fija su residencia definitivamente.  Casó con la pintora y escritora salvadoreña Elisa Huezo Paredes.
 
 
JUICIOS:
 
“Juicios certeros, exactos, verdaderos y sabios de un poeta, de un Maestro” (Otto Raúl González. Julio 1970).
 
“Es un escritor íntegro de Guatemala, un precursor de los jóvenes poetas que han muerto con las armas en la mano”...”Arborbola contiene una música de fraseo, un idioma nuevo (...) recrea constantemente el idioma” (Manuel Galich).
 
“He admirado el fino estilo crítico suyo que tan preciso uso hace de los modernos criterios de análisis estético literario” (Isaac Felipe Azofeifa. Costa Rica 1962).
 
“Hombre honesto, íntegro, vertical, de innegables méritos, conversador de hondos vuelos y desbordante ironía, de colores y sabores profundos, signado por las ansias irrefrenables por conquistar un mundo mejor para la patria”(Carlos Zippfel y García).
 
“Tiene toda la épica del fuego en su crescendo, al mismo tiempo de la circunstancia íntima y el sabor colonial” (Francisco Amighetti acerca de “La Fundición de las Campanas”)
 
Publicaciones: -  Arborbola (Guatemala. 1935); Antología de Cuentistas Guatemaltecos (Panamá-    1947). Conflicto entre la Civilización y la Cultura (Universidad de San Carlos, Guatemala- 1962). -  Revista Cultura. Ministerio de Educación. San  Salvador.
 
Aparece mencionado en Historia de la Literatura Guatemalteca (Francisco Albizures Palma y Catalina Barrios y Barrios) (Pag. 312 Tomo II), así como en las obras de corte autobiográfico de Juan José Arévalo “La Inquietud Normalista”, “El Candidato Blanco y el Huracán” y “La Argentina que yo Viví”. Orantes está representado en el personaje de Alfonso Gantes, alias  “Hormiga Loca” en la novela Viernes de Dolores de Miguel Angel Asturias.
 
Libros Inéditos: Golondro, Sonetos, San Salvador, Diciembre 2001.-

 
Selección Poética
 
Antología Primera
 
 
 
 

Copyrigh© todos los derechos reservados por el autor