Rodolfo García L.

Antología poética

 
 
Ratón de cartapacios, de cuerpos, de ojos
 
Bebo la savia de cada viajante,
escancio su perfume en la vasija de mis ojos,
rastreo el deseo entre las piernas de luna,
sobre la ladera de la muerte
donde habitan mis futuros besos.

Bebo la savia de cada viajante,
ratón de cartapacios e historias sórdidas de placer,
empollo mis estrategias en la mesa de algún café
mientras ella que son todas y ninguna
llega,
llega
con su certeza de condena
con los adornos del sacrificio
con las palabras ritualizantes
donde la víctima
seré yo.
 
Troya Eterna
 
El viejo Jano bifronte
corre desnudo con su crátera vacía
sobre el campo dispuesto para la ceremonia,
el hogar de Citerea
es presa de las llamas
hechas por cinerarios civilizadores,
el día Palinuro despertó
los pueblos estaban hechos y deshechos,
el nieto de Schliemann y otros mendigos
hablaban de esa ciudad sumergida
en las arenas de la historia,
un memorioso nombre
pero extinto,
pero él ahí, dispuesto a revelarles
su supervivencia,
su verdad junto a Eneas,
el secreto de Venus
pilotado en su tristeza,
pero ellos se rieron
del viejo loco
con historias raras,
estamos dos siglos envejecidos
y tú con necesidades,
la troya eterna
sólo existe en los que creen en la imaginación,
viejo idiota.
Palinuro entonces
ya no le reclamo a la oscura tormenta
sus días y sus noches,
le pidió una certera muerte.
El mundo ya no necesita de los mitos.
 

 

 
Haikú posmoderno
 
El poeta
es un terrorista de silencios
y es su víctima.
 
 
 
Sed de soul
 
Apenas respiro
y el sueño duerme en otra almohada,
la sed que terminaba
en el vértigo de tus piernas,
es ahora sólo un poema,
es ahora sólo un vacío.

Apenas mi aliento
y nauta de una cama
que no lleva a ninguna isla,
la rosa de los vientos
ya marchita
esplende el horror
y mis labios sólo se sacian en la palabra,
no saben hacer más.

Apenas mi ruido,
ese ruido que se derrama sin caer
en los asientos de los viajeros
que esperan algo de amor
en estas palabras.

 

 
 

Copyrigh© todos los derechos reservados por el autor