Dora Guerra

Fotografía © Maria Cristina Orantes

 
 
Esbozo biográfico
Nació En París en 1925, ciudad en la que vivió, hasta hace muy poco tiempo, durante cincuenta años.
 
Hija del notable escritor y erudito Alberto Guerra Trigueros, nicaragüense de origen y que hizo de El Salvador una segunda patria y de doña Margoth Turcios, quién también heredó a Dora la veta poética, ya que era sobrina del gran Rubén Darío (hermano de su abuela).
 
En este entorno familiar tan propicio para desarrollar una vocación artística creció nuestra poeta, quién se inició en las letras a los 14 años de edad.
 
En 1958 publicó el libro Signo Menos, perteneciente a la “Colección Poesía”, editada por el entonces Departamento Editorial del  Ministerio de Cultura, hoy Dirección de Publicaciones e Impresos.
 
A continuación se transcribe un párrafo de la conferencia  dada por Hugo Lindo y leída en la Universidad de Concepción, Chile, en 1954 y posteriormente recogida en el libro Recuento y denominada “Presentación de Poetas Salvadoreños”  (esta es una cita que hace el escritor David Escobar Galindo en su Índice Antológico de la Poesía Salvadoreña)
 
“¿Qué decir de Dora Guerra? … su historia es más bien una historia familiar: el recatado ambiente que hacían su padre, el muy católico, muy sabio y muy artista Alberto guerra Trigueros, que había llegado a El Salvador cuando joven, de su nativa Nicaragua, y ahí echado anclas definitivamente, y Margoth, la mamá sobrina directa de Rubén Darío. Todo era en esa casa inteligencia y hogareño afecto, hasta que la muerte puso punto final a las inquietudes de Alberto. Dora se formó en silencio. Ni sus propios padres sabían que aquella criatura, nacida en Julio de 1925, se escondía para escribir sus poemas, y luego los dejaba encerrados en un cuaderno íntimo. Un día Serafín Quiteño la descubrió y la presentó al público. Ya Dora no era una principiante. Había pasado el rubicón de los ensayos, y se encontraba madura, plena, hermosamente florecida  en la poesía”.
 
Carlos Ortega en su artículo publicado en el Guión Literario del departamento Editorial del Ministerio de Cultura No. 34 de Octubre de 1958 acerca de la poesía de Dora dice:
 
“Es una poesía religiosa, en el fondo. Grave. Ancha para que abarque gran espacio y haga sentir la fuerza que la impulsa. Contrastada para acentuar el campo de lo real y de lo abstracto, sin pretender marcar un límite a esas zonas.”
 
(El esbozo y selección de poemas ha sido realizado por la poeta María Cristina Orantes).
 
Selección Poética

Antología poética

 

 
 

Copyrigh© todos los derechos reservados por el autor